La rosácea afecta a una de cada diez argentinas

sábado, junio 28, 2008

Estudio de Ipsos

El 8% de las mujeres argentinas señala la rosácea, que se caracteriza por el enrojecimiento y la aparición de diminutos vasos sanguíneos en el rostro, como uno de los problemas que afean la piel de su rostro, según reveló una encuesta realizada sobre 500 mujeres por la consultora Ipsos, para el laboratorio Beiersdorf, que acaba de lanzar un fluido antienrojecimiento, de uso facial.

Los resultados de la encuesta coinciden con estadísticas internacionales. "En Europa, al igual que en América latina, donde los tipos de piel son similares, se estima que el 10% padece rosácea", dijo a LA NACION, Stefanie Conzelmann, de Investigación y Desarrollo del citado laboratorio, que ayer presentó el nuevo tratamiento (Eucerin Fluido Antienrojecimiento) en el Simposio Internacional Terapéutica 2008, organizado por la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD).

La rosácea afecta mayormente a las mujeres (en una proporción de tres por cada varón afectado), y su manifestación o empeoramiento suele asociarse a ciertas conductas. "La exposición excesiva a los rayos ultravioleta, el comer alimentos muy picantes, fumar y beber alcohol, al igual que el estrés, tienen un efecto negativo sobre la rosácea", agregó Conzelmann.

Lo mismo ocurre con la menopausia, cuyos cambios hormonales se traducen en un afinamiento de la piel que torna más visibles los diminutos vasos sanguíneos subcutáneos cuya aparición es característica de la rosácea.

Doble acción

El nuevo tratamiento que se suma al arsenal dermatológico contra la rosácea -que incluye antibióticos o antimicóticos orales o de aplicación tópica, e incluso el uso de láser- posee dos efectos bien diferenciados: uno, efectivamente terapéutico y otro, cosmético.

"Este fluido posee licochalcona, que es un extracto de la raíz de una planta llamada Glycyrrhiza inflata , y que interrumpe la cascada inflamatoria, de la que participan las prostaglandinas y las interleukinas, y que lleva a la inflamación y al enrojecimiento de la piel", explicó Conzelmann.

Los estudios en pacientes con rosácea muestra que los efectos comienzan a observarse sólo después de las cuatro semanas de tratamiento. Pero este fluido también aporta un efecto cosmético inmediato, ya que contiene pigmentos verdes que apuntan a neutralizar el enrojecimiento característico de la rosácea.

"Los estudios de tolerancia hechos en pacientes mostraron que este tratamiento es sumamente bien tolerado; es seguro y carece de efectos secundarios -agregó Conzelmann-. Los estudios de eficacia mostraron una reducción significativa en entre el 80 y el 90% de los casos."

El fluido también está indicado para las manchas rojas faciales y la cicatrices del acné, así como también para ser usado en personas que se han sometido a peelings, químicos o con láser, tratamientos estéticos faciales que suelen dar lugar a la inflamación transitoria de la región tratada.

Su uso es preferentemente diurno, ya que contiene un protector solar de factor 15; además, al tener pigmentos, puede manchar la ropa de cama.

Sebastián A. Ríos


Contador gratis