Ivermectina en dermatología

jueves, octubre 25, 2007

USO EN DERMATOLOGÍA
Varios usos en dermatología han sido reportados con resultados muy halagadores aunque aun no están autorizados por la FDA en USA. Las siguientes patologías han sido mencionadas: Paniculitis Nodular Migratoria Eosinofilica (Gnathostomiasis), escabiosis, escabiosis costrosa (sarna noruega), tungiasis, demodicidosis, ptyrius pubis, ptyrius capitis, larva migrans superficial, rosacea.

Rosácea: nuevos enfoques terapéuticos.
Dr. Ricardo Pérez Alfonso – Venezuela
La rosácea debe ser considerada como un síndrome, con múltiples agentes etiológicos involucrados que interactúan sobre un huésped genéticamente susceptible, con un compromiso vascular e inflamatorio y una posible respuesta tisular proliferativa y no como una entidad nosológica única.
Así en la etiología se interrelacionan factores hormonales, anormalidades en las glándulas sebáceas y en el sebo, medicamentos, factores inmunológicos, infecciones e infestaciones, alteraciones gastrointestinales, fotosensibilidad, cambios relacionados con el climaterio, de origen térmico, dietéticos y psicógenos.
Es de gran importancia diferenciar a la rosácea del acné, donde es característico la presencia de comedones.
Siempre antes de instaurar un tratamiento deben identificarse, en el paciente con rosácea, los factores desencadenantes como pueden ser, entre otros: calor o frio, viento, bebidas calientes, ejercicio, comida picante, alcohol, emociones, productos tópicos que irritan la piel o alteran su función de barrera, rubor menopáusico, medicaciones que promueven rubor.
El enfoque terapéutico dependerá del subtipo de rosácea que se presente. Así, será diferente en las formas eritemato telangiectásicas, pápulo pustulosas, fimatosas,oculares o granulomatosas.
La alta sensibilidad cutánea, es un limitante importante en el tratamiento tópico de la rosácea.
Medicaciones tópicas como metronidazol, sulfacetamida sódica, eritromicina, clindamicina, ácido azelaico, han sido usadas con éxito.
Los inhibidores de la calcineurina, cumplen un importante rol en aquellos pacientes que presentan antecedentes de abuso esteroideo.
La utilización de antibiótico terapia, sobretodo tetraciclinas vía oral, es parte de la piedra angular del tratamiento. El efecto de los antibióticos en rosácea se fundamenta más en su efecto antinflamatorio, que antibacteriano propiamente dicho.
La isotretinoina vía oral sobretodo a bajas dosis es de gran utilidad en rosáceas severas y refractarias a antibióticos sistémicos.
Existen reportes en la literatura sobretodo en pacientes inmunosuprimidos de resultados exitosos con el uso de ivermectina vía oral para lograr disminuir la sobrepoblación de demodex foliculorum presente.
La presencia de formaciones granulomatosas, en el estudio histopatológico en algunos pacientes con rosácea los ubica dentro del espectro de las dermatosis faciales granulomatosas, con respuesta variable a la isotretinoina y antimaláricos, llegando incluso en algunos casos a requerir tratamiento antituberculoso.
La rosácea constituye para el clínico dermatólogo un verdadero reto, que va desde una ubicación dentro del espectro de la enfermedad, hasta una adecuada conducta terapéutica.

Consideraciones Anatómicas en Dermatología Quirúrgica
Dr. Reynaldo Arosemena – Panamá
Se trata de una revisión precisa de las consideraciones anatómicas de importancia quirúrgica
para los dermatólogos que realizamos procedimientos en la piel de la cara y extremidades,
haciendo énfasis en áreas nerviosas y vasculares
Perlas Quirúrgicas
Dr. Jorge Ocampo Candiani – México
Novedades en terapéutica dermatológica Clínica
Dr. Carlos Fernando Gatti – Argentina

fuente:// http://www.cilad.org/archivos/1/Dominicana/memo/6.pdf.


Contador gratis