La Simpatectomía Torácica

miércoles, noviembre 21, 2007


La transpiración exagerada y el incontrolable enrojecimiento facial ya tienen solución...

Si le sudan las manos, las axilas, la cara o la planta de los pies en verano o en invierno, si tiene que secarse la mano antes de saludar a alguien o tiene que cambiarse la camisa alrededor de cuatro veces al día, no se preocupe más porque la hiperhidrosis o más comúnmente conocida como sudoración excesiva ya tiene solución.

Un equipo de cirujanos toráxicos de la Clínica Dávila, y quienes fueron especializados recientemente en el extranjero están a cargo de realizar el tratamiento quirúrgico mediante la Simpatectomía Torácica por Videotoracoscopía a personas que sufren esta incómoda enfermedad.

La causa que la provoca es desconocida, aunque se considera puede ser debida a un exceso de actividad del sistema nervioso simpático. Afecta hasta el 1% de ciertos grupos de población y tiene una repercusión social y laboral muy importante", afirma el doctor Pablo Mena, jefe del equipo de cirugía torácica de este recinto hospitalario.

"Los tratamientos médicos clásicos existentes pueden mejorar algo las hiperhidrosis leves, pero en los casos más severos, solamente es satisfactorio el tratamiento quirúrgico, "que es eficaz sobre el 95% de las hiperhidrosis que afectan a las manos, axila y cara", señala el especialista.

Por otro lado, las personas que tienen enrojecimiento facial (facial blushing) incontrolable, que es provocado por estímulos emocionales o sociales, les produce una situación especialmente embarazosa. La vida social y profesional de estas personas es muy complicada, ya que muestran enrojecimiento en situaciones tan cotidianas como un encuentro en la calle con amigos, cuando están pagando en una tienda o durante una comida. La cirugía también da solución para este tipo de causa, que también es consecuencia de una hiperactividad del sistema nervioso simpático.

Asimismo, con la exposición al frío o durante episodios de estrés o ansiedad, algunas personas muestran dedos de color blanco, azulado o rojizo como consecuencia de la constricción de las pequeñas arterias, lo que se conoce como Síndrome de Raynaud. La Simpatectomía Torácica en pacientes seleccionados puede también, según el profesional, mejorar de forma muy ostensible, los problemas de estas personas.

Cirugía
La intervención quirúrgica, que se realiza bajo anestesia general, consiste en la resección de los ganglios simpáticos localizados a lo largo, y a ambos lados de la columna vertebral.

Como es una operación realizada a través de videotoracoscopía, el paciente requiere de sólo 24 horas de hospitalización y por lo general puede incorporarse a sus tareas habituales en pocos días.

Únicamente son necesarias dos pequeñas incisiones a cada lado del tórax (de 5 mm), lo cual ha disminuido los problemas estéticos.

Fuente:// http://www.chile.com/tpl/articulo/detalle/ver.tpl?cod_articulo=46775


Contador gratis