Rosácea. Protocolo terapéutico

martes, noviembre 13, 2007


Autor:Eduardo Fonseca Capdevila
fonseca@especialistasdermatologia.comEspecialista en Dermatología. Jefe de Servicio de Dermatología. Complejo Hospitalario Juan Canalejo. A Coruña. España.Última actualización: 01.06.05
Principios generales
Información al paciente
Debe informarse al paciente que la rosácea suele responder al tratamiento médico, si se realiza con regularidad y se evitan los factores desencadenantes, pero que dicho tratamiento puede ser preciso mantenerlo durante un tiempo muy prolongado. También debe informarse sobre las frecuentes recurrencias, que requerirían nuevos ciclos de tratamiento.
Eliminación de factores desencadenantes
Los siguientes factores deben ser evitados, en la medida de lo posible, tanto durante el tratamiento como con posterioridad al mismo, para disminuir el riesgo de recurrencias:
Corticoides tópicos. Si el paciente está utilizando un corticoide tópico de alta potencia, puede sustituirse inicialmente por hidrocortisona 1%, para evitar un intenso fenómeno de rebote. Pasadas 1-2 semanas se suspenderá la hidrocortisona.
Corticoides sistémicos
Fármacos vasodilatadores.
Exposición solar. Si no resulta posible se aplicarán fotoprotectores.
Fuentes de calor.
Frío.
Viento.
Estancia en lugares muy caldeados.
Cambios bruscos de temperatura.
Comidas y bebidas muy calientes.
Comidas especiadas.
Quesos fermentados.
Cosméticos. En general son mal tolerados. Algunos cosméticos de cobertura pueden resultar útiles
Se debe tratar la ansiedad, el estrés y las alteraciones somáticas y psiquiátricas asociadas.
Tratamiento tópico
Puede resultar eficaz en casos leves y moderados de rosácea, pero puede haber problemas de tolerancia. Se utilizará una de las siguientes alternativas:
Metronidazol 0,75% en gel o crema acuosa, 2 aplicaciones/día.
Clindamicina 1% emulsión, 2 aplicaciones al día.
Eritromicina 2% en solución o emulsión, 2 aplicaciones al día.
Ácido azelaico 15% en gel, 2 aplicaciones al día.
Tratamiento sistémico
Está indicado en los casos moderados y graves de rosácea y en las formas leves que no respondan al tratamiento tópico. Las alternativas a emplear son:
Tetraciclinas
Tetraciclina HCl 250 mg/12 horas, que pueden reducirse a 250 mg/día como mantenimiento.
Doxiciclina 100 mg/día
Minociclina 100 mg/día
El tratamiento debe mantenerse un mínimo de 8-12 semanas, pero en ocasiones deberá prolongarse durante meses o años.
Eritromicina
Sólo es aconsejable en pacientes con alergia u otras contraindicaciones para el tratamiento con tetraciclinas. La dosis habitual es 500 mg/12 horas, que puede reducirse posteriormente a 500 mg/día.
Metronidazol
Se utiliza a dosis de 500 mg/día.
Suele conseguirse una respuesta más rápida que con las tetraciclinas, pero a partir de una dosis acumulada de 30 g puede producirse neuropatía, por lo que es una buena alternativa de tratamiento inicial, a sustituir por tetraciclinas para mantenimiento.
Isotretinoína
Se ha utilizado en casos graves de rosácea resistente al tratamiento convencional, a dosis de 0,2 – 1 mg/día. Requiere consentimiento informado en mujeres en edad fértil.
Tratamiento quirúrgico
Está indicado en casos graves de rinofima. Las posibles terapias a emplear incluyen cirugía convencional, dermoabrasión, electrocirugía y laserterapia CO2.
Criterios de derivación a Dermatología
Confirmación diagnóstica
Resistencia a tratamiento convencional. Se entenderá como tal la falta de respuesta al tratamiento sistémico pasados 3 meses. No se considera fallo terapéutico la recurrencia tras suspender la medicación.
Indicación de tratamiento quirúrgico.
Bibliografía
Fonseca Capdevila E. Rosácea. Biblioteca de Dermatología. Madrid, Aula Médica 1996.
Odom RB, James WD, Berger TG. Andrew`s Diseases of Skin. 9th ed. Philadelphia, WB Saunders 2000, 301-306.
Ribera Pibernat M. Enfermedades del folículo pilosebáceo. En: Ferrándiz C. Dermatología Clínica. Madrid, Mosby/Doyma Libros 1996, 215-224.
Este trabajo ha sido elaborado por un experto, sin revisión posterior por otros colegas.
Conflicto de intereses: No existe.
Citar así: Fonseca Capdevila E. Rosácea. Protocolo terapéutico. (En línea) (fecha de consulta). Disponible en
www.especialistasdermatologia.com


Contador gratis