Problemas circulatorios cutáneos (telangiectasias, couperose, rosácea, venitas faciales marcadas)

martes, noviembre 20, 2007

El tratamiento de los problemas circulatorios cutáneos alcanza niveles muy altos de calidad con la aplicación del Sistema AUTOMATIC VITALTERM. Dado que el origen del efecto fisiológico generado por esta corriente es eminentemente circulatorio, no es de extrañar que las telangiectasias que aparecen en las mejillas o nariz se atenúen casi instantáneamente con la aplicación del equipo y que la couperose y la rosácea se suavicen nada más finalizada la primera sesión.

El potente efecto de penetración de productos cosmetológicos y su eficaz activación interna se suman al efecto exclusivamente biológico y circulatorio que ya genera el aparato. Por ello, los resultados son mejores que los obtenidos con otras técnicas conocidas, ya que se trabaja sobre la causa del problema (la circulación sanguínea) y no sobre su manifestación externa (las venitas rojas o la rojez).

Dentro de las alteraciones de la vascularización con influencia estética sobre el paciente se incluyen los trastornos de los vasos sanguíneos y linfáticos que son de tratamiento médico. En estos casos, el profesional de la Fisioestética actuará bajo prescripción y supervisión médica.

Las alteraciones de interés estético a nivel facial son:

  • Rosácea
  • Telangiectasias y couperose.

Tratamiento estético de rosácea

La rosácea es una dermatosis crónica de localización facial asociada frecuentemente a trastornos vasomotores. Se desarrolla sobre un tipo de piel distónica (en la que se ha alterado la tonicidad), ya sea seborreica (la más frecuente) o seca alípica. La característica principal de la rosácea es la presencia de eritrosis (rojez difusa del rostro), que puede adoptar un tono violáceo y que en fases más avanzadas se complica con telangiectasias. A pesar de deber ser tratada desde el punto de vista médico, el fisioterapeuta podrá colaborar en determinados aspectos.

El mecanismo de producción de la rosácea es progresivo. En su período inicial se produce una eritrosis, que puede durar años, meses o sólo semanas. Se caracteriza por la congestión facial más o menos brusca en llamarada, transitoria, originada por estímulos y que puede durar de algunos minutos a varias horas, acompañada de sensación de calor.

Se clasifica la rosácea frecuentemente dentro de las alteraciones de la lipidación, aunque su tratamiento se acerca más al de los eritemas. Podemos detectar cuándo una piel posee tendencia a la rosácea por la presencia de la tendencia al enrojecimiento, a veces, en edades tempranas. La eritrosis se caracteriza por una rojez difusa y persistente del rostro, a diferencia del eritema que es pasajero.

Cuando asienta sobre terreno seborreico es frecuente la aparición de pápulas y pústulas que emanan una serosidad y evoluciona por accesos bruscos. La piel suele ser muy irritable y tolera pocos cosméticos. No es posible confundir la rosácea con el acné, aunque ésta presente frecuentemente pápulas y pústulas, ya que la ausencia de comedones, la presencia frecuente de telangiectasias y la edad (la rosácea no se produce en edades tempranas) descartaría el diagnóstico de acné.

El origen de la rosácea se relaciona con trastornos vasomotores de tipo constitucional, sobre el que inciden factores como trastornos internos (digestivos, emocionales, alteraciones menstruales, endocrinas, etc.) que se deberán tener en cuenta a la hora de realizar el diagnóstico por si fuera necesario remitir a la consulta especializada. Entre los factores externos están los estímulos climáticos excesivos (cambios de temperatura, sol, frío, viento, etc.), bebidas alcohólicas o cafeínicas, alimentos muy calientes o muy condimentados, aplicación de corticoides locales, etc.

Tratamiento estético de rinofima

La rosácea puede presentarse tanto en hombres como en mujeres aunque son éstas últimas las que demandan más tratamientos. La rosácea puede complicarse con la aparición de rinofima, sobre todo en hombres, donde la nariz se presenta enrojecida y agrandada, con las mejillas hinchadas y gruesas pápulas.

Todas estas circunstancias son de gran importancia, no sólo porque nos orientan en cuanto al origen de la alteración y su agravamiento, sino a la hora de realizar recomendaciones y consejos para el tratamiento diario que, sin lugar a duda, determinarán la calidad de los resultados en cabina. En función de todas estas características se deben elegir los medios técnicos necesarios. La necesidad cutánea a la que se enfrenta la profesional a través del Sistema AUTOMATIC VITALTERM es descongestionar, reducir la eritrosis y regular las secreciones.

Los productos cosmetológicos a aplicar deben favorecer la circulación sanguínea. Para ello, se aconseja el gingko biloba especialmente como producto de tratamiento. Los extractos calmantes y emolientes como plántago, malva, altea, etc. están especialmente indicados para pulverizaciones o tónicos tanto en cosméticos de uso profesional como de uso personal. Las sustancias antieritematosas y regeneradoras (rosa mosqueta, aloe vera, etc.) se pueden usar tanto en forma de solución (ampolla) y gel, como en emulsión de bajo contenido graso.

El protocolo de tratamiento de la rosácea comienza por la visita médica. El fisioterapeuta debe recomendar esta consulta, pues la rosácea se asocia a tratornos digestivos, nerviosos, endocrinos, ginecológicos, etc. Algunos autores también la relacionan con alteraciones bucodentales. En todas las alteraciones que van acompañadas de eritrosis es importantísima la protección frente a los agentes externos: frío, viento, etc. Se debe evitar los cambios bruscos de temperatura. Por lo que se refiere a los hábitos alimentarios y de vida, es necesario evitar alcohol, tabaco y excitantes, las comidas muy calientes y especiadas. Se debe usar siempre pantalla solar, pues el sol es el mayor enemigo de las pieles eritrósicas, y también evitar situaciones de estrés.

Durante la aplicación del tratamiento con AUTOMATIC VITALTERM es aconsejable interrogar continuamente al paciente si la naturaleza de la sensación que percibe es agradable, a fin de cerciorarse en todo momento que la potencia aplicada es la correcta. Si el tratamiento se realiza en las mejillas, se recomienda la aplicación de una potencia moderada (60-70), mientras que para el tratamiento de la nariz es aconsejable una potencia baja (25-40). El tamaño de los accesorios aplicados también debe de estar en relación con la superficie de tratamiento, pues se tiene que garantizar el contacto total de toda la extensión del aplicador con la piel.

La importante hiperemia que genera la aplicación del Sistema AUTOMATIC VITALTERM puede parecer intolerable para aquellas personas que padecen de rosácea. Sin embargo, la restitución del proceso circulatorio deficiente y la importante oxigenación interna pronto explican los efectos beneficiosos del tratamiento estético y cómo se normaliza el problema a lo largo de las sesiones. La hiperemia generada puede desaparecer pocos minutos después y, en aquellos casos en los que hay un problema más grave, a lo largo de las horas consecutivas a la aplicación.

La pauta de tratamiento es de 2 ó 3 sesiones semanales, durante 15 sesiones. Es recomendable seguir un tratamiento de mantenimiento en el que la profesional debe establecer el número de días de tratamiento, en función de la reacción de la persona y de su evolución a lo largo de los días. Se recomienda realizar un mantenimiento de una sesión cada quince días y eliminar de la dieta aquellos elementos tóxicos que se puedan creer estimuladores de esta reacción cutánea.

Tratamiento estético de couperose

La caparrosa o cuperose se caracteriza por la aparición de telangiectasias formando manchas rojizas en los pómulos, mejillas y aletas de la nariz. Suele presentarse en personas de piel fina y sensible como resultado de congestiones repetidas de los capilares (eritemas) de la zona, por lo que los tratamientos estéticos son similares a las pieles sensibles. Las causashormonales (embarazo), físicos (exposición solar), enfermedades generales (cirrosis) y malformaciones de los vasos afectados. suelen ser la exposición, sin protección, al frío, viento, radiaciones solares y calor, y por trastornos digestivos y nerviosos. Pueden aparecer como consecuencia de factores

El Sistema AUTOMATIC VITALTERM mejora la calidad de las paredes de los vasos, lucha contra el estancamiento sanguíneo que existe en esta alteración, tiene efecto antiinflamatorio, antiflogísitico y calmante. También es importante destacar el tratamiento circulatorio que se produce a nivel profundo.

La cuperosis pasa, pues, por varias etapas en su evolución, manifestándose en un principio en períodos cortos como una congestión facial, después se presenta durante más tiempo y aparecen las telangiectasias, dilataciones de los capilares provocadas por las repetidas congestiones y la atonía vascular. En un principio la piel de la zona presenta un color rojovioleta. oscuro, pasando luego a rojo

La tendencia a padecer eritemas emotivos o eritemas por cambios de temperatura, u otras causas físicas nos indica la tendencia de una persona a padecer eritrosis, de manera que podemos realizar tratamientos preventivos y protectores, muy importantes a la hora de tratar esta alteración, ya que una vez instaurado el tratamiento estético es menos efectivo y habrá que recurrir al tratamiento médico.

Los brotes de eritrosis (también denominado “flushing”) en el período postprandial que sucede en la rosácea han sido objeto de detallados estudios. Tradicionalmente, se asocia con las disfunciones intestinales y los excesos dietéticos. Todos los estudios llevados a cabo para comprobar estos tratornos han ofrecido resultados contradictorios. Mientras algunos investigadores demostraron anomalías detectadas en las gastroscopias, otros no han hallado anormalidad alguna, incluso con la realización de biopsias.

Sin embargo, se ha demostrado que la administración de extractos pancreáticos vía oral mejora la dispepsia (digestión difícil y laboriosa de carácter crónico) y las lesiones cutáneas de la rosácea, pero la recomendación y seguimiento de dietas muy restrictivas, acidificantes o alcalinizantes, o vegetarianas no variaba sensiblemente las manifestaciones de la alteración, aunque algunas personas notaban “la piel menos tensa”.

Los estudios sobre los niveles de zinc, cobre y magnesio en personas con rosácea mostraron que los valores estaban por debajo de la norma en el caso del zinc y cobre. Los niveles de magnesio estaban incrementados, al igual que en otra dermatosis estudiadas. Wilkin ya demostró en el año 1981 que no es la calidad de los alimentos ingeridos, sino la temperaturarecomendar, asimismo, masticar bien, comer despacio, realizar comidas frecuentes y poco copiosas así como evitar prendas o fajas que aprieten excesivamente el abdomen. del bocado alimenticio lo que puede causar el “flush” y la sudoración facial acompañante. Para reprimir los reflejos de la vasodilatación facial se sigue recomendando, como coadyudvante terapéutico una dieta desprovista de picantes, condimentos y alcohol. Se debe

Las necesidades cutáneas en el tratamiento de la cuperosis son descongestionar, reducir la eritrosis y prevenir la aparición de las telangiectasias. Para ello se recomienda utilizar productos cosmetológicos formulados a base de principios activos circulatorios como por ejemplo el gingko biloba. En su defecto, se pueden utilizar combinaciones utilizando el extracto natural de este estimulador natural de la macro y microcirculación. Además de sustancias antisépticas, descongestivas (que contengan flavonoides: castaño de indias, melisa, espino blanco,etc.) y calmantes (caléndula, manzanilla, aloe, etc.) usadas en las pieles con eritrosis y rosácea, se deben elegir sustancias vasotónicas que mejoren la microcirculación.

Los extractos de prímula y pie de león también son muy usados por sus acciones calmantes, emolientes, ricos en flavonoides los primeros, y en taninos los segundos (por tanto, también ligeramente astringentes). Las emulsiones incluirán sustancias tónicas vasculares: centella asiática, cola de caballo, vid roja, etc. que mejoran la permeabilidad vascular y reparan el tejido dañado. En caso de que la piel no tolere ninguna sustancia cosmetológica (como puede suceder con la rosácea), se recomienda aplicar exclusivamente gel conductor.

Durante la aplicación del tratamiento es aconsejable interrogar continuamente al paciente si la naturaleza de la sensación que percibe es agradable, a fin de cerciorarse en todo momento que la potencia aplicada es la correcta. Si el tratamiento se realiza en las mejillas, se recomienda la aplicación de una potencia moderada (60-70), mientras que para el tratamiento de la nariz es aconsejable una potencia baja (25-40). El tamaño de los accesorios aplicados también debe de estar en relación con la superficie de tratamiento, pues se tiene que garantizar el contacto total de toda la extensión del aplicador con la piel.

La pauta de tratamiento es de 2 ó 3 sesiones semanales, durante 20 sesiones. Es recomendable seguir un tratamiento de mantenimiento en el que la profesional debe establecer el número de días de tratamiento, en función de la reacción de la persona y de su evolución a lo largo de los días. Se recomienda realizar un mantenimiento de una sesión cada quince días y eliminar de la dieta aquellos elementos tóxicos que se puedan creer estimuladores de esta reacción cutánea.

Tratamiento estético de telangiectasias

Las telangiectasias también se pueden localizar en extremidades inferiores y manos aisladas o asociadas a tratornos vasculares como microvarices y varices. Las telangiectasias se manifiestan en el embarazo como consecuencia de la dilatación de los pequeños vasos de las extremidades inferiores y se tratarán en el capítulo de las alteraciones corporales. Es importante realizar tratamientos preventivos para evitar o paliar su aparición (ver Tratamiento preventivo de varices y microvarices).

La pauta de tratamiento es igual que en el tratamiento de la cuperosis.

Tratamiento estético de las venitas faciales marcadas

El abultamiento de las venitas faciales puede ser un motivo de descontento estético para aquellas personas que las padecen. El relieve de las venitas faciales se suele producir sobre todo en la zona de los párpados y el tejido orbicular de los ojos. La razón principal de este abultamiento es la falta de circulación sanguínea y linfática sobre todo en el contorno de los ojos. El intercambio respiratorio no se realiza con la suficiente velocidad y ello provoca un estancamiento de los productos de desecho y un enlentecimiento de la circulación venosa.

El Sistema AUTOMATIC VITALTERM ejerce un efecto muy positivo al reducir la tensión que generan las toxinas sobre las venas. Al aumentar la afluencia sanguínea y estimular el eliminación de toxinas, la presión sobre las paredes venosas se aligera y se produce una desinflamación de las venas superficiales más destacadas a la vista.

El protocolo de tratamiento es igual al tratamiento de bolsas de ojos.

Fuente://http://www.electrosalud.com/aulafisioestetica/29.html


Contador gratis