OftalmoredTratamiento con doxiciclina oral en la afectación ocular por acné rosácea

martes, noviembre 13, 2007

«Acné rosácea» es una enfermedad crónica inflamatoria que suele estar limitada a la cara, con afectación principal de la piel de las mejillas, nariz y frente. Se caracteriza por eritema persistente, telangiectasias, pápulas, pústulas e hipertrofia de glándulas sebáceas en grado variable. La forma más avanzada es el «rinofima», caracterizado por una hipertrofia de la piel de la nariz. es una enfermedad crónica inflamatoria que suele estar limitada a la cara, con afectación principal de la piel de las mejillas, nariz y frente. Se caracteriza por eritema persistente, telangiectasias, pápulas, pústulas e hipertrofia de glándulas sebáceas en grado variable. La forma más avanzada es el «rinofima», caracterizado por una hipertrofia de la piel de la nariz. Ocurre más frecuentemente en mujeres , razas de piel clara y suele afectar un rango de edades comprendidas entre 30 y 50 años . La etiología permanece desconocida pero hay cierta evidencia de carácter hereditario. Se han barajado numerosas teorías pero sin conclusiones definitivas en la actualidad. Las manifestaciones oculares de la rosácea afectan principalmente a los párpados, conjuntiva y córnea, apareciendo blefaritis, meibomitis, orzuelos, chalazión e hiperemia difusa de la conjuntiva, con infiltrados corneales marginales ocasionales o úlceras, todos ellos considerados complicaciones inespecíficas; mientras que menos frecuentes pero específicas son la conjuntivitis nodular, episcleritis y la típica queratitis epitelial con neovascularización y cicatrización de la córnea inferior que ocurre en un 5% de los pacientes con «rosácea ocular». ResumenPresentamos una revisión sobre las características demográficas, clínicas e histopatológicas de la acné rosácea y su afectación ocular basándonos en un estudio de nueve pacientes tratados con doxiciclina oral (100 mg/día). Se objetivó una mejoría de los signos y síntomas oculares valorados cuantitativamente asociado a una mejoría en la clínica dermatológica, no encontrándose efectos secundarios ni recidivas en ninguno de los pacientes tras nueve meses de seguimiento.


"Peeling" con ácido salicílico
Antecedentes: El ácido salicílico (AS) no había sido empleado como agente único para peelings químicos hasta hace muy poco tiempo. Objetivos: Revisar la literatura con relación a los peelings con ácido salicílico y describir las técnicas de aplicación, indicaciones, complicaciones y problemas de dos nuevos productos para peelings con AS. Métodos: Dos nuevos productos con AS a concentraciones del 30% y 10%, en diferentes vehículos (alcohol, gel) y a pHs de 2.9 fueron aplicados sobre la piel facial durante 5-6 minutos y posteriormente lavados con agua. Las aplicaciones se efectuaron cada 15 días hasta un total de 4 aplicaciones. Se seleccionaron 90 pacientes con acné (577 mujeres y 33 hombres), con edades entre 14 y 30 años. Todos los pacientes tenían un mínimo de 18 comedones y no más de 12 lesiones inflamatorias. Se excluyó todo tratamiento sistémico y tópico domiciliario, con excepción de un jabón facial. Se evaluaron cada 4, 8 y 12 semanas. Asimismo se aplicó la fórmula 1 (Salipeel) a un total de 14 pacientes con edades entre 28 y 52 años, con fototipos I a IV de piel y afectos de rosácea papulosa (3), melasma (6), fotoenvejecimiento (3) y verrugas planas (2).Resultados: Ambas fórmulas fueron útiles en acné inflamatorio y no inflamatorio, reduciendo de forma significativa el número de lesiones tras 4 aplicaciones. En el melasma todos los pacientes notaron un aclaramiento de las lesiones y un color más homogéneo de la cara con 2 aplicaciones. En el envejecimiento, la piel se volvía más tersa, las manchas solares se aclaraban y algunas queratosis seborreicas se atenuaban. Las verrugas planas fueron completamente erradicadas tras la tercera aplicación de la fórmula 1. La aplicación de la fórmula 1, produjo una breve, pero intensa sensación de quemazón en todos los pacientes, así como la formación de una máscara blanquecina al cristalizar el ácido. Esta misma fórmula indujo descamación de mínima a moderada que comenzaba 2-3 días después del procedimiento y duraba de 3 a 7 días. Con la fórmula 2 (Glicopeel S), la sensación de quemazón era mucho menos intensa, la descamación fue mínima o inaparente y la formación de la máscara blanquecina solo podía ser observada con luz de Wood. Conclusiones: El empleo de peelings con AS es útil como tratamiento complementario del acné, rosácea, melasma, fotoenvejecimiento y verrugas planas. La técnica de aplicación es sencilla y de fácil aprendizaje. La aplicación sobre áreas limitadas y de pequeñas cantidades de la solución, previene los efectos indeseables derivados de la absorción sistémica del AS. La aplicación combinada de ambas fórmulas y de éstas con otros productos para realizar peelings superficiales es posible y posiblemente acentúe los beneficios.
Caso del mesServicio de Dermatología del Hospital del Niño Jesús de Madrid, España.


Contador gratis